test

Recárgate con la energía para el futuro

#GLPInsights
Unigas > Blog > Blog > Soluciones energéticas eficientes y limpias: El caso del GLP en la transición empresarial

Soluciones energéticas eficientes y limpias: El caso del GLP en la transición empresarial

Enviado por: Empresas Gasco
Categoria: Blog

¿Quieres que tu negocio cuente con nuestras soluciones energéticas?

El gas licuado es una energía más limpia que el carbón y el diésel, con menos emisiones de CO2 y otros contaminantes. La transición hacia el GLP ofrece beneficios ambientales y económicos, incluyendo procesos más eficientes y reducción de costos a largo plazo en las industrias.

En entrevista con el experto Juan Manuel López Arboleda, Director de Nuevos Negocios de Unigas, destacó los principales usos del GLP, desde la producción, manipulación hasta la generación de energía eléctrica en industrias. Además, explicó cómo el gas licuado es una opción menos contaminante y por qué las empresas deberían considerar su uso como parte de una transición hacia fuentes de energía más limpias.

Energías verdes

P/: ¿Cuáles son los principales usos del gas licuado?

Juan Manuel López Arboleda: Son muchos  los usos que se les pueden dar, dependiendo del nicho de lo que tú necesites por la facilidad de manipulación que tiene. A diferencia del gas natural, que lo tienes que pasar a estado líquido para poder transportarlo en un vehículo. Y para cambiarlo de esa fase gaseosa, que es de donde sale de la fuente de los pozos a un estado líquido, hay que criogenizarlo, es decir, manejarlo a muy bajas temperaturas para poder transportarlo. Y una vez que llegas al sitio, volverlo a cambiar a su estado gaseoso, hacer otra vez un proceso de calentamiento para cambiar la fase.

El gas licuado tiene la facilidad de que lo puedes llevar en vehículos desde boca de pozo adónde quieras, lo puedes transportar en recipientes grandes, pequeños, medianos, o sea, tiene una facilidad muy grande. Los usos son de una amplia gama, se puede generar energía eléctrica para zonas no interconectadas, se puede manejar procesos térmicos y también en vehículos,. Sus beneficios son muchos, tanto económicos como ambientales.

P/: ¿El gas licuado puede clasificarse como energía verde?

JM: Cuando uno analiza los efectos que tiene el uso de este energético, versus otros energéticos en temas de contaminación, de impacto a la salud de las personas que están manipulándolo, sí sería verde.

P/: ¿El gas natural y la energía nuclear pueden considerarse energías verdes?

JM: Para obtener gas natural, se requiere extraer petróleo por lo que no es 100% verde considerando su origen, pero considerando sus efectos es una fuente de energía más limpia. 

Ahora la nuclear tiene un origen que podría considerarse verde, pero habría que considerar los efectos perjudiciales en su uso, su manipulación no es amigable para las personas, ni para el medio ambiente. Allí tenemos el caso de Chernóbil​ y Fukushima, que son zonas que prácticamente no se pueden volver a habitar, no sé en cuánto tiempo más.

Si hablamos de una energía netamente limpia, nos podemos volcar a la hidráulica, siempre y cuando no se afecte los ecosistemas, el cauce, la fauna, la flora existente. Digamos que tú encontraste un río con un buen caudal, vas a hacer de pronto allí un tema de ingeniería,  haces una represa, no afectas esa parte ambiental, ni a la comunidad; entonces yo diría que una energía como esa sí se puede considerar limpia. Ahora vas a afectar igual en cierta forma el ecosistema, porque vas a tener que construir una represa en un sitio donde no la había.  Lograr un impacto cero es muy difícil. 

P/: ¿Por qué las industrias deberían empezar a usar gas licuado?

JM: Hacerle ver a las empresas que todavía usan energéticos como aceites, diésel, carbón, que el impacto positivo tanto económico como ambiental del gas licuado es alto, es parte de nuestra labor de día a día.

Les ayudamos a hacer un ejercicio minucioso de usar un energético como el carbón, que implica comprar filtros de mangas, tener sistemas de filtración y depurado, pero que igualmente tiene efectos contaminantes, además de material inquemado, cosa que no sucede con el gas licuado. 

Con el gas licuado prendes la llama y se consume en 100%. Obviamente hay que tener los equipos bien calibrados, bajo las especificaciones, cosa que no ocurre con otros, con otros vas a tener material inquemado, ineficiencias en ese proceso. Allí es donde cobra gran relevancia el gas licuado, porque uno logra demostrar a esas empresas, que esa transición es posible y que va a tener unos ahorros desde un espectro mayor. No solamente es tonelada producida versus tonelada consumida, sino que va a tener un proceso limpio y eficiente.

Y cuando yo digo limpio, es porque no vas a tener un derrame porque no va por tubería, no vas a tener ese material particulado por la planta, carbón o aceite que se derrama por todos lados. ¡Y eso es peligroso!  Lo coge una chispa, lo pisan los operarios y muchas veces se resbalan, se caen. Entonces es demostrarle eso a los clientes y decirle, “mire, usted va a  tener un proceso altamente eficiente, limpio, va a tener una mayor economía, porque todo lo que meta de energía en su proceso lo va aprovechar, lo va a utilizar”.

¿De qué va a depender? De la calibración de los equipos y allí desde Unigas jugamos un papel muy importante. Nosotros no somos proveedores de gas, nosotros brindamos soluciones energéticas, porque hacemos un acompañamiento al cliente y estamos  continuamente visitándolo, haciéndole revisiones técnicas, verificando que su proceso esté en el punto que él buscaba.

No es vender por vender. Es vender una solución que satisfaga las necesidades del cliente. Ese ha sido uno de nuestros factores diferenciadores en el mercado. Inclusive hemos logrado reemplazar procesos con gas natural, a pesar de que muchas veces es más económico, pero han visto en nosotros un acompañamiento técnico y comercial, que el cliente lo valora, porque no es solamente ir a poner un tanque o colectar un tubo y cobrar una factura. 

Cuando tú prestas un valor agregado, ahí es donde está la gran diferencia para estas empresas, para estos clientes, y ahí es donde nosotros hemos logrado marcar una diferencia. El valor agregado, ese compromiso con el cliente, se vuelve una obligatoriedad. Entonces, cuando tú logras un proceso de combustión, térmico o de  generación de energía eficiente, donde logras generar valor agregado, realizar un proceso limpio, mejorar las emisiones al medio ambiente, favorecer el bienestar de los trabajadores que están en contacto con este energético, ahí es donde se logra esa diferencia. 

Actualmente algunos de los procesos de mayor demanda energética que hay en el país, es la elaboración de mezcla asfáltica. Eso por lo general lo están trabajando por costos. No es malo, el país lo ha permitido y esas empresas lo están usando . No están violando ninguna norma, no están violando ninguna ley, no están violando absolutamente nada, pero son procesos altamente térmicos y demandantes y en unos grandes volúmenes. Pero le hemos demostrado que el proceso de secado de estos minerales, de estos componentes, puede llegar a ser más eficiente con el gas, que con el mismo carbón o que con el mismo diésel, y ahí es donde se logra la diferencia. Actualmente ya vamos aproximadamente a unas seis asfalteras a nivel país ,con tecnologías diferenciadoras, con tecnologías de punta, donde el cliente se ha visto completamente satisfecho.

Es ir más allá de una promesa, es lograr lo que el cliente está buscando: procesos limpios, eficientes, beneficiosos para el medio ambiente, para la comunidad y para los mismos trabajadores de la empresa, ahí es donde entra el gas licuado a jugar.

CONCLUSIONES

Parte del proceso de transición energética del sector industrial, según nos explica el experto de Unigas, supone ayudarlo a analizar todo lo que implica el uso de energéticos más contaminantes, en términos de eficiencia, que requieren una serie de procesos y sistemas adicionales para reducir su impacto ambiental. 

Además supone un acompañamiento técnico y comercial a las empresas que están adoptando soluciones energéticas más limpias, como el gas licuado (GLP), para que puedan ver cubiertas sus necesidades de producción, al tiempo que aportan como valor agregado un menor impacto ambiental y mayor bienestar de sus trabajadores.  

En asociación con Castleberry Media, estamos comprometidos con el cuidado de nuestro planeta. Por lo tanto, este contenido es responsable con el medioambiente. 

Contenidos relacionados

Autor: Empresas Gasco