test

Recárgate con la energía para el futuro

#GLPInsights
Unigas > Blog > Blog > Liderazgo sostenible: cualidades para la transición energética

Liderazgo sostenible: cualidades para la transición energética

Posted by: Empresas Gasco
Category: Blog

¿Quieres que tu negocio cuente con nuestras soluciones energéticas?

¿Cuáles son las habilidades clave para liderar la transición energética? Las empresas deben contar con líderes visionarios con conocimientos del sector y comprometidos con la sostenibilidad.

En tiempos de cambio climático en los que el mundo busca soluciones de forma urgente, América Latina podría protagonizar la nueva era de la energía sostenible. Un informe conjunto de Siemens Energy y la firma de consultoría estratégica Roland Berger revela que la región alcanza el 22% en su índice de preparación para liderar esta transición refiriéndose a los avances logrados, por ejemplo, en la capacidad de energía instalada.

Latinoamérica cuenta con fuentes de energía hidráulica, solar y eólica abundantes y de alta calidad, lo que permite costos de generación muy competitivos. Por ello, según el informe, la región tiene la oportunidad de convertirse en un líder global en energía renovable. 

Sin embargo, para desarrollar completamente este potencial, se requiere de un liderazgo fuerte que entienda que el cambio de energía es un proceso largo con desafíos que van más allá de las propias decisiones. Es decir, un liderazgo que ayude a crear conciencia de las nuevas alternativas energéticas y sus beneficios y asimismo promueva el cambio en la forma en la que las empresas obtienen y usan la energía.

Qué capacidades deben tener los líderes de la transición energética

Los clientes, el mercado y las industrias están empujando poco a poco a las empresas del sector privado a operar de forma más sostenible. Esto posiciona a la transición energética como una necesidad estratégica. En este contexto, las organizaciones necesitan líderes que guíen el camino hacia soluciones energéticas sostenibles.

No es necesario que el líder conozca todos los detalles o tenga todas las habilidades por sí solo. Pero siendo así, es clave que cuente con un equipo sólido en el que pueda apoyarse. Al contar con colaboradores que complementen sus habilidades, el líder estará en mejor posición para impulsar la transición energética desde una perspectiva corporativa.

Algunas de las habilidades clave que deberían tener estos líderes son:

  • Conocimientos en energías renovables

Los líderes de la transición energética deben tener un entendimiento profundo de las diversas fuentes de energía renovable. 

Esto implica reconocer las opciones disponibles, como la energía solar, eólica o hidroeléctrica, pero también comprender cómo integrarlas en sus operaciones empresariales teniendo en cuenta factores como:

  • Localización geográfica
  • Necesidades energéticas
  • Disponibilidad de recursos

Asimismo, deben estar al tanto de las últimas innovaciones y tendencias tecnológicas en esta área para aprovechar las oportunidades que surgen constantemente. Por ejemplo, los sistemas de energías renovables híbridos que combinan energía eólica con  GLP  para ser más estables y rentables.

Este conocimiento sólido sienta las bases para tomar decisiones estratégicas informadas a corto, mediano y largo plazo en la búsqueda de una matriz energética más diversificada, sostenible y resiliente. 

  • Habilidades en gestión de proyectos energéticos 

Quienes lideran la transición energética en las empresas deben demostrar habilidades avanzadas en la gestión de proyectos específicos para el sector de la energía. Está claro que un líder efectivo en este ámbito no necesita ser un experto, por ejemplo, en la construcción de parques eólicos, pero sí debe comprender cómo estos proyectos impactan en la empresa a nivel estratégico.

Esto implica evaluar si un proyecto puede cumplir con la demanda energética futura, entender los beneficios más allá de la mera obtención de energía y asegurarse de que la transición se lleve a cabo de manera progresiva y alineada con los objetivos a largo plazo de la compañía.

  • Gestión y coordinación de equipos multidisciplinarios 

Para liderar con éxito la transición energética también hay que tener la capacidad de trabajar en equipo con personas de diferentes áreas. Los proyectos de energías renovables involucran a ingenieros, técnicos y otros profesionales de distintas disciplinas.

Un buen líder debe saber administrar y coordinar a equipos diversos. Esto significa dirigir al grupo de forma que todos avancen en la misma dirección para lograr las metas. 

Asimismo, es importante mantener una comunicación constante entre los miembros del equipo. De esta forma, se pueden resolver dudas o problemas rápidamente entre todos. El líder debe asegurarse de que cada persona tenga claro su función y cómo apoyar a los demás.

  • Conocimiento y entendimiento de las políticas y regulaciones energéticas 

Si se quiere avanzar con éxito en la transición energética, los líderes de las empresas necesitan entender bien la regulación en esta área. Este conocimiento es importante para cumplir las normas y también para identificar oportunidades y reducir riesgos.

Dentro de este conocimiento normativo, es clave comprender las políticas públicas. Estas no solo establecen pautas para el sector de la energía, sino que también pueden ofrecer incentivos y subsidios a las empresas que adopten prácticas más sustentables.

En Colombia, por ejemplo, se han implementado varias políticas y regulaciones para facilitar la transición energética. Una es la Ley 2099 de 2021, que tiene como objetivo:

  • Modernizar la legislación existente sobre transición energética.
  • Promover fuentes de energía no convencionales.

Esta ley también establece incentivos para las empresas que elijan la movilidad eléctrica con el fin de fomentar el uso de fuentes de energía no convencionales en empresas e industrias.

Tener conocimientos en regulación energética implica entender cómo estas políticas y regulaciones, junto con los incentivos y subsidios, facilitan la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles dentro de las organizaciones. 

Es importante que los líderes entiendan que, dependiendo de la capacidad de energía limpia que adquiera la empresa, es posible obtener mayores o menores beneficios, y sepan si hay alguna restricción a la capacidad que puede instalarse. Además, es importante conocer la figura legal a través de la cual la compañía recibe la energía, ya sea mediante autogeneración, contrato de compraventa u otro esquema regulado. 

  • Gestión de la transformación de infraestructura 

La transición hacia una economía baja en carbono requiere cambios en la infraestructura de las empresas. Los líderes de este proceso deben saber gestionar eficientemente la transformación de las instalaciones existentes de sus compañías hacia opciones más sostenibles.

Un elemento clave es el desarrollo de una hoja de ruta estratégica a largo plazo que defina de forma clara y ambiciosa los objetivos de reducción progresiva de emisiones. Otro aspecto importante es la planificación detallada de proyectos concretos de renovación y actualización de activos físicos. 

Es necesario establecer prioridades basadas en el ciclo de vida útil restante de equipos, la huella de carbono y el retorno de la inversión (tiempo necesario para que la compañía recupere la inversión realizada). También hay que prever los posibles escenarios derivados de la regulación ambiental futura.

  • Gestión del cambio

La gestión del cambio es otro desafío en el contexto de la transición energética. Esta no solo implica transformar infraestructuras, sino también cambiar la mentalidad y las prácticas asociadas con la forma en que la empresa utiliza y percibe la energía. 

Por ello, los líderes deben:

  • Desarrollar e implementar estrategias integrales de gestión del cambio que consideren todos los aspectos del proceso, desde la planificación hasta la ejecución.
  • Acompañar a los trabajadores en el proceso de cambio, dándoles apoyo y orientación mientras se ajustan a las nuevas formas de trabajar y pensar.
  • Fomentar una comunicación abierta y bidireccional para asegurar que comprendan la razón detrás de la transición energética, así como para recopilar sus comentarios y preocupaciones.
  • Destacar los beneficios de la transición energética para el medioambiente y para el ahorro de costos. 
  • Liderazgo en sostenibilidad corporativa 

Los líderes de la transición energética deben realmente creer y comprometerse con la sostenibilidad. Sin embargo, no basta con apoyar la sostenibilidad, también es necesario que la integren de manera natural en todos los aspectos del negocio.

Para lograrlo, el liderazgo en transición energética requiere repensar a fondo cómo se adquieren los insumos. Los líderes deben buscar y fomentar que sus proveedores estén comprometidos con prácticas amigables con el medioambiente durante todo el proceso de producción y distribución. 

La transparencia y la trazabilidad en cada etapa de la cadena de suministro son componentes esenciales para asegurar que todo esté en sintonía con los objetivos de sustentabilidad.

Solo a través de un liderazgo realmente comprometido con la sostenibilidad corporativa se podrá lograr la transición hacia una economía descarbonizada, resiliente e inclusiva. Se requiere visión estratégica, apertura al cambio y capacidad de movilizar a toda la organización en pro de un futuro más respetuoso con el planeta.

 Conclusiones

En la actualidad, la transición energética es uno de los mayores desafíos del mundo. Aunque este proceso lo lideran, por lo general, gobiernos y empresas del sector energético, el sector privado puede jugar un papel clave en esta transformación. Los líderes de las empresas pueden contribuir de forma significativa mediante la generación de  conciencia y motivación para iniciar el cambio desde el interior de cada compañía.

Este proceso de cambio necesita de un líder con visión que pueda guiar el camino y motivar acciones específicas. Por ello, los líderes empresariales que dirijan la transición requieren el desarrollo conjunto de habilidades estratégicas y técnicas. Además de tener un conocimiento sobre las nuevas tecnologías energéticas, también deben ser capaces de promover grandes cambios culturales en toda la organización.

Esta orientación será fundamental para que las compañías puedan aprovechar al máximo las oportunidades de la transición energética.

En asociación con Castleberry Media, estamos comprometidos con el cuidado de nuestro planeta. Por lo tanto, este contenido es responsable con el medioambiente.

 

Puntos clave:

  • La transición energética requiere de un enfoque estratégico en la formación y el desarrollo de una fuerza laboral calificada.
  • Tener conocimientos en regulación energética implica entender cómo estas políticas y regulaciones, junto con los incentivos y subsidios, facilitan la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles dentro de las organizaciones. 
  • Los líderes de la transición energética deben realmente creer y comprometerse con la sostenibilidad.
  • Además de tener un conocimiento sobre las nuevas tecnologías energéticas, también deben ser capaces de promover grandes cambios culturales en toda la organización.

Contenidos relacionados

Author: Empresas Gasco