test

Tendencia Energética

Impacto de las alianzas estratégicas en la descarbonización de las empresas

Enviado por: Empresas Gasco
Categoria: Blog, Industrial, Montacargas

Escucha aquí un resumen del artículo

Gobiernos, sociedades y empresas en todo el mundo apuestan por la energía asequible y no contaminante en 2030. Como en toda transición social, política o económica, una de las claves para alcanzar tal objetivo energético es trabajar de manera colaborativa.

Juntos es mucho mejor

Las iniciativas de las Naciones Unidas para alcanzar el compromiso de cero emisiones netas convocan cada vez más sectores. Así, por ejemplo, en el sector financiero se crearon la Alianza Financiera de Glasgow para las Cero Emisiones Netas (GFANZ, por sus siglas en inglés) y la Alianza Bancaria para unas Emisiones Netas Cero (NZBA); y en el sector asegurador, la Alianza de Aseguradoras por Cero Emisiones Netas (NZIA).

Revisa también Líderes mundiales de la industria de seguros establecen una alianza para acelerar la descarbonización. 

Podría interesarte el artículo Coalición para acelerar la descarbonización de la industria pesada y el transporte.

Además de las iniciativas de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible o para la protección del medioambiente, algunas empresas se han aliado con socios o clientes para minimizar sus emisiones y lograr como fin último la descarbonización de sus operaciones.

Las alianzas estratégicas son efectivas en la consecución de objetivos sostenibles, pues permiten combinar recursos humanos y económicos en torno a iniciativas eficientes. En efecto, a medida que las empresas comprenden mejor su sector económico y su entorno social y natural, descubren aliados para optimizar recursos y encontrar soluciones a los problemas medioambientales. 

Alianzas para la reducción de la huella de carbono

Un ejemplo de tales alianzas es la que establecieron el conglomerado industrial Siemens y la empresa química BASF para buscar alternativas sostenibles en la producción de químicos. Asimismo, Siemens y Air Liquide se unieron para crear soluciones industriales como la producción de hidrógeno verde y realizar actividades en conjunto de investigación y desarrollo.

Otro caso es la alianza entre TotalEnergies y Amazon, cuyo objetivo es que Amazon impulse sus operaciones con energía totalmente renovable y TotalEnergies acelere su transformación digital. Se trata de una relación que beneficia económicamente a ambas empresas, al tiempo que reduce significativamente sus emisiones de carbono.

Por su parte, Mediterranean Shipping Company (MSC) y Shell se unieron para acelerar la descarbonización en el sector de transporte y fletes mediante el desarrollo de nuevas tecnologías y combustibles.

En Latinoamérica, la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron una alianza para impulsar la transición energética en la región. El objetivo es intercambiar conocimientos y mejorar el financiamiento sostenible en Latam.

En conclusión, son muchas las industrias dispuestas a identificar las acciones que contribuyan a la descarbonización de sus operaciones, atiendan las necesidades de su entorno social y medioambiental y abran nuevas posibilidades a quienes se suman a la causa.

Alianzas en el sector energético

Nadie mejor que las empresas generadoras de energía para evaluar sus procesos y sus cadenas de valor con el objetivo de reducir su huella de carbono y la de sus usuarios. En este sentido, vale la pena mencionar dos importantes iniciativas. 

La primera es la alianza entre Enel y el Grupo de Energía de Bogotá para crear Enel Colombia. Se trata de una alianza público-privada para ofrecer oportunidades de crecimiento del sector eléctrico a largo plazo y el acceso a nuevos mercados que permita convertir a Bogotá en una megaciudad sostenible. El objetivo es llevar adelante iniciativas en movilidad eléctrica, redes eléctricas automatizadas y digitalizadas, instalación de paneles solares y sistemas de alumbrado público seguros y eficientes. 

Revisa también la alianza entre MSC y Shell aquí. 

La segunda iniciativa está relacionada con el papel del gas licuado de petróleo (GLP) en la optimización de los procesos productivos, con sus beneficios económicos y medioambientales. En este sentido, la planta asfáltica del Consorcio Constructor Autovía Neiva-Girardot, de la mano de Unigas lo ha hecho posible. Así, el empleo de GLP en la planta asfáltica produjo resultados excelentes: se disminuyó en 2,7% la cantidad de combustible necesario para obtener las temperaturas requeridas, en 25% las emisiones de carbón y en 20% el costo del mantenimiento de los equipos. 

Conoce a detalle este caso de éxito aquí. 

Muchos sectores económicos han comprendido la utilidad de unir fuerzas, recursos y herramientas para mejorar los procesos productivos y solucionar los problemas asociados con las emisiones de carbono. Al buscar aliados estratégicos, los resultados son más favorables.

¿Quieres conocer cuál solución energética que se adapte a tus necesidades?

Contenidos relacionados

Autor: Empresas Gasco